Remedios para la resaca

Despiertas después de una fiesta con un terrible dolor de cabeza y te preguntas ¿qué puedo tomar para la resaca? hay tantos mitos y verdades que quieres saber que puede ayudarte y evitar aquellos ‘trucos’ para la resaca que podrán empeorarte.

Reconócelo por los síntomas de la resaca, como lo son, además del dolor de cabeza y en músculos: deshidratación, mareos, resequedad en la boca, fatiga, temblores, náuseas, sensibilidad a la luz y sonidos, temblores, latidos acelerados, ansiedad, irritabilidad, depresión… Todo dependiendo de la cantidad de alcohol consumido y factores individuales como el peso y el género.

Es más común de lo que crees, un 76% de las personas experimentan resaca según estudios de experimentos publicados en la revista Addiction. Lo ideal para no tenerla es evitar la resaca, sigue leyendo y sabrás cómo evitarla y qué hacer si ya tienes el malestar.

¿Cómo combatir la resaca?

Quizás eres de los que busca en internet películas para ver con resaca o música para escuchar con resaca, esto no es prioritario, lo importante es devolver a tu cuerpo aquello que ha perdido con algunos remedios para la resaca.

Aunque si eres de los que opta por buscar música y películas, la recomendación es buscar aquellos largometrajes que tengan guiones sencillos, que no sobresaturen al cerebro para no empeorar el dolor de cabeza; y con la música algo relajante que calme tus sentidos.

Entre los trucos para la resaca están los siguientes:

  • Tomar mucha agua: Esto es recomendado por el médico Romy Block y otros especialistas, al sentir la resaca, tomar líquidos es indispensable por la deshidratación causada al inhibirse por el alcohol la hormona ADH que es antidiurética
  • Dormir: el descanso es indispensable después de un día de tragos así ni sientas la resaca, el cuerpo necesita recuperarse para realizar sus actividades con normalidad.
  • Café: Aunque es de esas cosas que pueden ayudar en menor medida, la cafeína puede ayudarte a reducir el dolor de cabeza y a despertar, pero al ser diurético no es tan recomendable
    Más adelante leerás que medicamentos y alimentos son recomendados para la resaca, qué hacer y qué no hacer, pero antes debemos entender cómo es el proceso del alcohol dentro del cuerpo para que entiendas que requiere tu organismo para recuperarse.

Resaca de cerveza y demás bebidas alcohólicas: ¿Qué causa esto?

Este es el proceso que pasa el alcohol al ingresa en tu cuerpo: al consumirse 20% es absorbido al llegar al estómago, el otro 80% es absorbido en el intestino delgado. Luego se distribuye en el cuerpo a través de la sangre, llegando al cerebro. Aquí comienza las sensaciones de placebo, al activarse en el sistema nervioso central, asimismo se ven alteradas ciertas hormonas, como la ADH ya mencionada.

Cuando la sangre posteriormente lleva el alcohol al hígado, este lo metaboliza para eliminarlo del cuerpo, dando como resultado otras sustancias. En este proceso queda una toxina llamada acetaldehído procedente de los residuos de las bebidas alcohólicas, que está en sustancias como las cervezas, el vino, los licores y aguardientes.

Es una sustancia es tóxica y genera parte de los síntomas de la resaca, la otra parte viene de químicos residuales de estas bebidas, como sería el metanol, que salen a la luz al ‘quedar en cero’ el nivel de etanol y es cuando el cuerpo ‘peor siente los síntomas de la resaca’, según Laura Veach, profesora de la Escuela de Medicina de Wake Forest.

Pero el cuerpo se deshace de estas toxinas transformándolas, en el caso del acetaldehído lo metaboliza a acetato, que no es dañino, y posteriormente a Acetil-CoA, que es precursor de la síntesis de ácidos grasos.

Otro de los ‘daños colaterales’ en este proceso es que, al trabajar el hígado a toda capacidad, es menor la capacidad de formar glucosa y por ello uno de los síntomas de la resaca es la baja de azúcar, así como en el mismo proceso se reducen las reservas de vitaminas y minerales en el cuerpo.

Uno de los mitos sobre el alcohol y la resaca, es que este primero puede ayudarte con su consecuencia, y es totalmente falso. En el caso de las bebidas que contienen metanol, consumir de nuevo alcohol (etanol) nos engaña por un rato, porque al hacerlo se retrasa la degradación del metanol y se tarda más en notar los daños del formaldehído (toxina que produce el metanol, más tóxica que el acetaldehído del etanol).

Sólo tendrás un efecto pasajero entre anestésico y eufórico que retrasará los síntomas de la resaca unas horas, pero cuando vuelvan serán más intensos y con mayor deshidratación. Si quiere comprender más sobre el proceso del alcohol, este vídeo podrá darle la información de manera más gráfica:

¿Cuánto dura la resaca?

De acuerdo a ello también puede ser su duración, puede terminar entre 8 y 24 horas después del último trago. En este tiempo se recomienda seguir ciertos cuidados que leerás más adelante.

¿Qué comer para la resaca?

El alcohol nos desgasta y necesitamos reponernos, lo principal es hidratarnos y consumir alimentos ricos en vitaminas, especialmente la A y la B, así como minerales como el potasio y el zinc

Como la alimentación es un factor que influye antes y después del consumo de alcohol recomendamos estos alimentos para la resaca:

  • La primera opción son los alimentos con azúcares para quitar la hipoglucemia que provoca la resaca: pasta, frutas, yogures, alimentos con carbohidratos o fructosa te levantarán.
  • Entre las frutas y jugos debemos preferir aquellos llenos de vitamina C, como la naranja, porque esta vitamina ayuda a la metabolización del etanol, logrando eliminarlo dos veces más rápido, según estudios de la revista British Medical Journal.
  • Caldos: Nos permitirán hidratarnos luego del efecto diurético de las bebidas alcohólicas, más si agregamos verduras con potasio como el plátano y tomate.
  • Además, podemos complementar la hidratación con las típicas bebidas para deportistas, consumir bebidas isotónicas o electrolíticas aportará potasio y sales.
  • Tomate: Excelente para subir la azúcar, nos hidrata y tiene un componente antiinflamatorio, licopeno. Podemos consumirla en zumo.
  • Plátano: Gran fuente de potasio y contiene también vitamina B6. El Potasio también podemos conseguirlo en el aguacate.
  • Huevos: Aportarán cisteína que es necesario para el hígado mientras metaboliza el acetaldehído. Así como tiene vitaminas del complejo B: B2, B6, B12… que son esenciales para superar la resaca y recuperar los nutrientes que te quita.
  • Leche: Ideal para calmar la acidez y también contiene cisteína.
  • Yogurt, además de los beneficios de la leche, es rico en vitamina B5.
  • Atún: Con mucho alfa-cetoglutarato, que es una enzima que disminuye el malestar de la resaca, al ser vasodilatadora elimina toxinas y ayuda a una mejor oxigenación. Es buena fuente de vitamina B, así como también lo es el salmón y el pollo.
  • Espárragos: Son ricos en vitamina B, ácido fólico específicamente, y zinc. Además, según estudios de la Universidad Nacional Jeju, tienen el efecto de aliviar la resaca gracias a estos minerales y los aminoácidos que contienen que los hace antiinflamatorios, así como protege al hígado de toxinas.
  • Granos, frijoles, nueces, proteínas…debes también consumir alimentos que aporten zinc

Recuerda no comer alimentos pesados cuando tienes resaca, esto aumentará las posibilidades de vómitos, náuseas y daño gástrico al hacer esforzar más tu aparato digestivo.

Medicamentos para la resaca:

Si no es suficiente con la alimentación e hidratación. puedes optar por los medicamentos para complementar. Se recomienda tomar aspirina e ibuprofeno para la resaca, especialmente para el malestar general.

También se pueden usar otros antiinflamatorios como el ácido tolfenámico y otros no esteroides, y antiácidos para reducir dolores musculares, ardor gástrico, náuseas y demás secuelas.

Muchas personas toman estos medicamentos antes de dormir luego de tomarse unos tragos, para algunas personas les resulta para evitar la resaca, sin embargo, es mejor usarlos cuando ya se presente los síntomas.

Se puede complementar con vitaminas, estas reaniman el cuerpo y disminuyen los síntomas de la resaca, como la B6 (pirodoxina), la cual sirve mientras se bebe, antes y después. Por ello, muchas personas toman Hidroxil para la resaca, que aporta varias vitaminas del complejo B.

El complejo B es indispensable para salir de la resaca porque el acetaldehído y el trabajo que ocasiona en el hígado hace que se alteren nuestros niveles creando una falta de estas vitaminas, sobre todo la B1, B6 y B12.

Así que ya sabes cómo armar tu kit antiresaca para no tener que salir con dolor de cabeza a la farmacia luego de una larga noche de tragos: Aspirina o ibuprofeno y cualquier complejo B que contenga B12 para la resaca que nos ha quedado.

¿Qué no hacer con resaca?

Tomar más alcohol:
Como se decía anteriormente el consumir más etanol sólo te hará sentir bien por el efecto placebo y en realidad sólo retrasará y agudizará los síntomas de la resaca. A veces recomiendan el Bloody Mary porque contiene tomate y esta vitamina B6, pero igualmente sólo alargará el proceso de metabolismo del etanol.

Así, como mencionamos en el punto anterior sobre pastillas ¡no debemos tomar acetaminofén ni paracetamol para la resaca! Evita medicamentos como Tylenol porque pueden dañar tu hígado, tomar estas pastillas harán esforzar más al hígado y él ya se encuentra en proceso de desintoxicación. En el minuto 4:45 del siguiente vídeo, el médico Juan Toral explica el porqué es un mito eso de bebernos otro trago para la resaca:

Tomar bebidas gaseosas:

Estas suelen acelerar el proceso de absorción del alcohol en el organismo. Aunque para algunas personas las bebidas con sabor a limón ayuda con la resaca, es mejor evitar combinar las bebidas alcohólicas con bebidas efervescentes como refrescos o agua con gas.

Lo más importante es la prevención

En vez de preguntarte cómo combatir la resaca deberías saber que lo esencial es prevenir y para esto lo ideal es no beber con el estómago vacío, recuerda que esto retardará que el alcohol se transporte a tu cuerpo: La comida hará que el estómago primero procese eso antes de pasarlo a los intestinos, que es donde se absorbe 80% del alcohol.

Y ayudará más si estos alimentos son ricos en grasas y carbohidratos, porque retrasan más este proceso. Comer carnes, pasta, queso y arroz podrán ayudar a disminuir la concentración de alcohol en tu organismo.

Otra cosa que ayudará enormemente la posibilidad de padecer resaca es tomar agua entre los tragos. El alcohol es soluble en agua y disminuirás la concentración de alcohol en la sangre, así como evitarás la deshidratación del efecto diurético que se causa al inhibirse la hormona que regula la reserva de líquidos en el organismo.

Al tomar agua tomarás menos alcohol porque reducirás el ritmo con el que se toma. Se aconseja tomar agua entre trago y trago y uno antes de dormir. El resultado será una menor resaca al darle tiempo a tu cuerpo de metabolizar el alcohol y sus derivados.

Además de estas medidas es importante considerar estos datos:

Es falso que el orden en que se tome estas bebidas influye:

Esto es uno de los tantos mitos entorno a la resaca, no importa ni envasado ni orden, sino grado de alcohol y cantidad que se consuma, en conjunto a los factores que ya se han mencionado.

Las bebidas oscuras causan mayor resaca porque generan mayores residuos tóxicos:

Las bebidas como los vinos arrastran otros químicos en su producción, estos son positivos para la bebida porque pueden aportar sabor, pero estos químicos al momento de la metabolización son los que generan mayores toxinas que generan resaca. Prefiere las bebidas no oscuras, un vodka tiene 37 menos de estos químicos que un whisky Bourbon.

Combinar bebidas causa mayor resaca:

Al combinar se aumenta el riesgo de mayor toxicidad porque habrá más congéneres en tu cuerpo (los químicos anteriormente mencionados), haciendo más fuerte la resaca.

La mejor prevención a la resaca

La mejor manera de evitar la resaca es beber con moderación, consumir grandes cantidades aumentará la posibilidad de padecerla al hacer que tu hígado requiera más tiempo para desintoxicar tu cuerpo.

Se aconseja beber con lentitud, los hombres no más de dos tragos diarios y las mujeres uno. Tomando en cuenta que un trago sería 150 mililitros de vino o una cerveza de 360 mililitros.


Si cree que es difícil bajar el consumo, debe recordar los riesgos de salud que implica el alcohol, el alcohol puede ocasionar lesiones traumáticas al cerebro que pueden afectar a largo plazo la memoria y el aprendizaje.

Estos consejos médicos te servirán de resumen de todo lo que has leído:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *